BACTERIAS, BACILOS Y MICROORGANISMOS MILONGUEROS

BACTERIAS, BACILOS Y MICROORGANISMOS MILONGUEROS

Estan ahi aunque no los veamos, acechando el camino del ser de milongas y bailongos, microorganismos  que lo apartaran de la buena senda precipitandolo a una espiral de sinsentido y decadencia. Conozcamos estas bacterias, bacilos y meningococos, enemigos invisibles que nos rodean y moldean nuestra conducta, sin que lo sepamos.

Isuia confutatis Un pequeño e inoportuno visitante. Esta presente en cualquier  copa de vino dejada alegremente al costado de la pista y re aprovechada por el personal de barra o el audaz saqueador de mesas de celebridades distraídas. Su periodo de incubación es muy breve y las consecuencias de su ingesta suelen verse a las dos semanas. Esta peligrosa bacteria ataca el sistema nervioso de milongueros normales de manera tal que el huésped se siente obligado a hacerse selfies con personas a las que confunde con bailarines famosos y personalidades notables del ambiente.  Incluso se hace pagar copetines y rondas alegando una falsa amistad inducida por el parásito. En un estadio posterior, el confutatis  afecta los recuerdos y la locomoción del milonguero induciendolo a creer que el mismo es un notable de la milonga, dotándolo de falsas anécdotas de gloria, que va desgranando sobre mesas de personas a las que desconoce. cuando no pasa de ser un pobre diablo infestado. En fase terminal el parásito hace creer valiente a su comensal catapultandolo a la muerte por actos sin sentido.  Tal es el caso de Cerulo Vasques que en la milonga “Corcheas” se enfrento a unos moteros Darienzianos con un Cuchillo de untar queso. Aunque no debemos confundir el Isquia Confutatis con su primo  acaso más indeseable: el Isquia Confutatis Orquestiensis cuyos síntomas se manifiestan en gentes normales que sin saber de orquestas se inician por culpa del parásito en la carrera de musicalizador sin criterio.  El tratamiento es sencillo y terminante. Lavativas de  aguarras y la escucha de discos de Nicola Di Bari que parece vibrar en una frecuencia de onda desagradable para el microorganismo.

  • Meningococo Ilusus: Este pequeño parásito crece en pequeñas salas de ensayo o practicas mal ventiladas y anida en ropas sudadas y reutilizadas. Por lo general afecta a sus propietarios inhibiendoles su pudor y vergüenza. Así, una persona afectada por el meningococos ilusus no sera conciente de su propio olor corporal ni del rechazo que provoca en la pareja o la persona que ha caído victima de su abrazo.  Se ha dado el caso de infectados que renuentes a cualquier aseo o ablución personal justifican su falte de higiene como si fuera un plus de tangueridad, el típico “Olor a tango” del milonguero de tango maratones. En infecciones graves el portador llega a pensar que su perfume es como una manifestación  de milongueridad divina, el  olor a rosas no comprobado que exudan algunos santos catolicos embalsamados . Contrariamente a lo que puede parecer el meningococo Ilusus afecta en proporción a una ínfima cantidad de gentes de la milonga.La mayoría de los casos que se la atribuyen  no es tal,  se trata solamente de mugrientos o personas que intentan llenar el vacío de su desventurada existencia con múltiples actividades destinadas a enaltecer su ego y alejarlos de sus familiares, amistades y congéneres, en general. Lease futbol de potrero, practicas calistenicas, pandillerismo, yoga  sexual impartido por profesores de suburbios sin titulación o mini turismo aventura vespertino por barrios indeseables.

Viruse yaloses: entre las bacterias mas peligrosas que pueden atacar al milonguero o bailarín figura este indeseable virus que suele afectar a aquellos que llevan bailando dos o tres años. El viruse se difunde por inhalación directa de ego, esputo o incluso por contacto palmar con profesores inescrupulosos infectados. Anida principalmente en los espejos de las academias de tango al acecho de aquellas parejas que se miran mucho para corregir la postura  perdiendo la conexión y el abrazo.  Aprendidos cuatro o cinco figuras de imposible realización en la milonga los  afectados  llegan a creerse  con la sabiduría suficiente para impartir a su vez clases de tango a conocidos en incluso hacer exhibiciones en bodas, bautizos y otras reuniones sociales. La influencia del parásito es tal que induce a creer a sus anfitriones que pueden ganarse la vida enseñando  el “Verdadero” tango en lugares lejanos donde no solo hay milongas y docentes acreditados, sino que se baila con pasión e interés desde hace tiempo.  Los síntomas son típicos. Ansiedad. Descolocacion en la ronda, la mirada perdida en un horizonte de ronda de miles de metros, profusión de figuras sin descanso, soberbia invulnerable y multidifusion en redes sociales. Un efecto secundario del Yaloses es el “Síndrome del embajador autoctono” por el que el infectado se cree destinado a difundir los conocimientos adquiridos en sus tres años de clase como si hubiera crecido con ellos, contagiando además al entorno de sus parientes y amigos cercanos. “Yo ya no tomo clases” es una muletilla frecuente adoptada por quienes caen victima de este terrible microbio del que hasta el momento no podemos librarnos  aunque muchas personas de probada veracidad confirman haber visto una vacuna que se vende en el mercado negro de complementos de algunos festivales exitosos.

Tenia pugliesiata. Uno de los mas peligrosos microorganismos milongueros. Su propagación es casi siempre producto de algún ágape o copetin de milonga domiciliaria, aquellas que se hacen para impresionar y en donde se han cocinado empanadas gourmet sin conocimiento u otros alimentos como el consome de caracu o la caldereta de mortadela regada con champan patero y etiqueta adulterada.  La tenia se aloja en la base de la columna vertebral e incapacita de movimiento al afectado, provocandole una postura que puede parecer elegante a primera vista, pero que perpetuada en varios tangos es forzada y antinatural. Son sus síntomas principales rigidez en los miembros y en el vestuario, imposibilidad de modificar el horizonte de la ronda, giros dados con poca fluidez, ademas de un abombamiento del pecho por la acumulación perniciosa de dignidad y flato. Uno de los efectos secundarios mas frecuentes es la calcificacion del afectado. En casos extremos las dos manos son inamovibles y el abrazo resulta una presa imposible de romper. En el museo de las glorias milongueras hay un ejemplar  calcificado completamente en excitación. El tratamiento incluye sesiones de fisioterapia, tambores terapéuticos para recuperar el compás, una dieta consistente en choripan y la ingestión de Milonguin 500 miligramos, ya sea via oral o inyectable.

Bonicetus adornicus.  comúnmente conocido como Bacilo de la celebridad.  Es un parásito narcisista que se alimenta con las fotos de parejas en pose en folletos viejos de festivales.  El Bonicetus provoca espectaculares cierres de medio minuto y la exageración del movimiento. Una pareja afectada por este bacilo necesitara seis metros cuadrados de pista para desplegar su baile, con el lógico malestar de quienes bailan en la misma ronda y son blanco de sus ganchos, voleas y sacadas. Provoca respuestas motoras reflejas en las piernas, llevándolas en los casos mas agudos por encima de la cintura y estimula a cerrar donde parece haber mas gente acumulada obligando a las parejas a increíbles contorsiones para terminar con el frente en donde esta el inexistente publico. Al igual que el Yaloses, el bonicetus es imposible de erradicar. Gentes de bien han creado  una fundación  que se dedica a organizar Milongas, festivales y campeonatos donde acuden los infectados y pueden explayar su patologia  sin problemas hasta que alguna alma noble o un científico de la milongueridad sintetice la vacuna adecuada para erradicar definitivamente este horrible mal.

Bursus Nansus o Ameba de los adornos. Este ente microscópico tiene su hábitat en medias o calcetines olvidados en bolsas de zapatos. Infectados por este ser perderán completamente su capacidad para reconocer la música que están bailando haciendo los mismos movimientos en un tango de Di Sarli, un vals con Castillo o una Tarantela. El microorganismo ataca el sistema nervioso central provocando sobredosis de adornos y exageradas recreaciones y deformaciones de figuras. En los casos mas virulentos los afectados no avanzan en la ronda y su caminata son solo detenciones adornadas. La ameba de los adornos es un ser manierista y exige a sus comensales el mismo comportamiento retorcido y anormal.

Estos son sol algunos de los microorganismos a los que estamos expuestos.  Quiza  quienes bailamos seamos solo parte de un plan microbiano, un experimento de dioses unicelulares que  crearon los bailongos para experimentar desde su infimo mundo con nosotros, sus criaturas de laboratorio.

Quien sabe.

Mi profesion de fe es la escritura y la erudicion que dan las horas bien vividas. Leo mucho, escribo mucho, bailo mucho. hace mucho tiempo estudie ciencias de la comunicacion, leí hasta siete libros en una semana, vi muchas peliculas y leí mucho comic. Allende el mar aprendi a bailar y a estar en las milongas. Hoy, corregido y aumentado, vuelco lo que se en este humilde blog. Y lo que no se, lo recreo para que se diviertan aquellos a los que el dia dejó de lado.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

wordpress theme by jazzsurf.com

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com