MILONGA DEL ORIENTAL

  • LA GLOBALIZACION Y LA MILONGA DEL ORIENTAL» – Por Catulo Bernal

    Luego de dos semanas que parecieron toda una temporada volvimos a ocupar la mesa  habitual en la «Milonga del Oriental» …

    by
  • PRELUDIO A «AVENTURAS EN EL FESTIVAL TANGO DIVINO»( PORCHE MILONGUERO II) Por Catulo Bernal

    El tren se detuvo por fin a la altura de la pista en la Milonga del Oriental. Yo tenia una…

    by
  • LA EXTRAÑA CASI NAVIDAD DE LA «MILONGA DEL ORIENTAL» – FABULA

    Miraron al cielo de nochebuena. Unos nubarrones se insinuaban mas allá del terraplén ferroviario. Los tablones y los caballetes apilados…

    by
  • UN PORCHE MILONGUERO CON ESCALONES ROTOS

    Era una de esas noches en la milonga del Oriental en que no parece haber ningún entusiasmo en los bailantes.…

    by
  • LOS ELEGANTES, LOS REOS Y EL TREN COLOR OLVIDO EN «EL ORIENTAL»

    Gabriel Sodini se había ido a musicalizar  sus últimos festivales Europeos antes de volver a su querida Barracas y  La…

    by
  • UN CASO DE POSESION EN LA MILONGA DEL ORIENTAL – Por Catulo Bernal

    Era viernes por la tarde y juntábamos pasos y vermut en la Previa a la Milonga del Oriental con Papaguachi,…

    by
  • NADIE BAILA CON «GARRAFA»

    No hace mucho apareció por la MILONGA DEL ORIENTAL  un hombre santo, a quien los  de la «Iglesia Milonguera de…

    by
  • EL SUPUESTO «BISNIETO» DE BORGES EN LA MILONGA DEL ORIENTAL – Por Catulo Bernal

    La noche era como la pesadilla insomne de un migrañoso. Sentados al borde de la pista en la milonga del…

    by
  • Poemas y espinas en la «Milonga del Oriental» – Por Catulo Bernal

    Estábamos en la milonga del Oriental, como cada viernes, esperando por un nuevo invento culinario de las cocinas del Chef…

    by
  • BREVE ENTREACTO CON «PROFESORES» REPELENTES

    Estaban al costado de la pista del «Oriental» en una mesa reservada con una crátera donde se enfriaba una botella.…

    by
  • EL ESCRITOR, EL LOCO, LA LLUVIA Y LA BOLSA DE ZAPATOS DEMASIADO GRANDE

    La semana Pasada vino de visita al bar «Roñoso», donde la muchachada se entretenía haciendo mini olimpiadas con bolitas de…

    by