GUERRA DE MILONGUERIDAD DELIVERY – Por Catulo Bernal.

GUERRA DE MILONGUERIDAD DELIVERY – Por Catulo Bernal.
julio 7, 2019 juan ignacio Arias

Cuando llega el verano el bar «Roñoso» donde la  muchachada Lusiardiana pasa sus tardes en vermuts, copetines y variados juegos de mesa con apuesta simbólica, monta con  mesas de chapas y sillas robadas en los jardines de otros barrios una dudosa terraza bajo un toldo red sostenido por dos palos tendederos de ropa unidos por un alambre, del que cuelgan macetas, flores y trapos de cocina con estampado Mexicano, manía del chef Cristino.  Los jardines colgantes del «Roñoso» no son una maravilla pero atenúan los rayos del sol menguante atrayendo a los turistas y a los coleópteros. La vista no es gran cosa: La falsa parada del bus turístico de la milongueridad, propiedad del Oscuro C-I.M. (Consorcio Internacional Milonguero) La calle estrecha con  un carril bici  que sirve como atajo a infractores y un muro medio desconchado que protege la intimidad de dos mansiones que se presumen encantadas porque por las cancelas nunca entra nadie pero se ve luz siempre. No obstante se esta bien en la terraza de este establecimiento milonguero de pintoresquismo rustico, como figura en las guías. Máxime cuando los camareros Castor y Polux  Gigena se turnan para enfriar a la parroquia de bohemios con una manguera fina rayada apretando el extremo con los dedos, a modo de rociador. Esta tarde sin embargo, el transito en el carril bici es desenfrenado. La jubilada cabeza de Romulo Papaguachi no alcanza a comprender aun el concepto de Patinete eléctrico o la rueda con luz que invariablemente le recuerda a los saltimbanquis.  Diogenes Pelandrun que degusta un «Disarli en Yaccusi( Tónica con un chorro de menta y dos cubitos de fernet) se queja sin estoicismo porque el movimiento silencioso distrae su propio silencio disquisidor y lo aboca solamente a la gula. «Corsini» el caballo del Indio Martin, que desmaleza la vereda vecina, piafa intranquilo viendo las operativas de los viandantes en vehículos de movilidad urbana se sacan chispas para adelantar por el carril doble mano. Piton Pipeta observa detenidamente y dice:

– Pero si no hay ningún particular. van todos con la caja de reparto o llevando turistas!

– Fijense en esa bicicleta. Lleva una pareja vestida para exhibición.

-Haran delivery de artistas mercenarios entonces?

-En mis tiempos cuando una milonga estaba cayéndose por la mala calidad del baile directamente mandaban a un rastrojero a barrios de milongueridad selecta. Hubo comandos que secuestraban los mejores bailarines para darle color a sus milongas. Y hubo tambien del otro tipo.

– De verdad Romulo?

– Antes había códigos. Al principio era así. Después los mismos bailarines se avivaron de las ventajas del «Secuestro» Consumían comestibles, vino y sustancias en todas las milongas. Algunos hasta llegaron a hacer tours de cinco milongas la noche. Era una buena época para la cirrosis y los matones.

Las bicicletas de paseo con turistas llevan todas un logo chillón con las siglas T.P.M.  Apenas caben en el estrecho carril bici y dificultan el transito de otros vehículos individuales. Una bicicleta para un momento al costado del bar y el conductor suelta un comentario:

«Este es el bar Roñoso» un establecimiento milonguero donde se reúnen aquellos que pierden las noches en la milonga. La comida es de primera calidad, y algunas noches hay guitarreada con baile. Observen a los parroquianos. En este pintoresco bar se alternan los mejores artistas marginales, personalidades del mundo del baile, la noche,  las letras  y los peores marginales en un degrade de depravación y genio»

-Oiga. Sin insultar!

El conductor ya se aleja pedaleando con fuerza.

Rudecindo Mamerces el dueño comenta entonces:

– Estos paseos son una pegada. Muchachos, ustedes sigan consumiendo y hablando de esas pavadas de tango. Mas tarde estos turistas vuelven y se llevan hasta los mas grasientos familiares de milanesa.

– Esta usando nuestra imagen para sus negocios? Y sin pagar derechos?

– Polux. Traigale a los muchachos una ronda gratis a a cuenta de T.P.M.

– Oigan, que tenemos nuestro orgullo!

-Eso. Traiga también una de papas fritas a cuenta del turismo – comenta Pelandrun.

Suena en lejanía el motor bronco de una moto. Mas tarde la moto se hace sidecar con Vieytes y Luconi los «Servicios milongueros 24 horas» encargados del delivery Lusiardo, la rama comercial del Blog de la que solo percibo 1 euro semanal en publicidad subliminal.  No entran al bar desde que se pelearon con los dobles de Castillo y Troilo (ver LOS MILONGUEROS DISNEY)  aunque puedan pedir las grasientas viandas del «Roñoso» o estar en la terraza. Paran el sidecar al lado de nuestra mesa,  sacan un primitivo equipo de telefonía y Luconi, quitándose un casco con pincho de la primera guerra dice:

– Sector cuatro, aquí Papa Fresedo, informe!

– Aquí gordo Tomi – tenemos dificultadas y retrasos en todo el cuadrante. Hemos perdido Móvil Biaggi Uno y Tanturi dos va con la rueda pinchada. Malas noticias se cayeron dos cabeceadores rolander y los capturo el enemigo. Estamos en alerta Arolas amarillo. Pedimos instrucciones.

-desplieguen la brigada de sanguchiteros lentos para frenar al enemigo. Aquí en base «Roñoso» ejecutaremos con Pepo Firpo estrategia caracol.

-Recibido Papa Fresedo. Corto tanda.

Vieytes en tanto ha estado escuchando por unos auriculares que sobresalen de su vincha militar,

– Papa Fresedo. Totin Poncio se ha mandado otra. Nos han devuelto una remesa de pasos. Tardo tanto en llegar que se le vencieron por el camino.

– Ya te dije que no era buena idea contratar al borracho ese. Castor, ya esta el pedido 222224?

– faltan las papas fritas.

– Si es tan amable me llena también  el bidón con cerveza negra?.

– pero que pasa muchachos? Que significan estos desplazamientos?

– Es la guerra. La guerra. El enemigo ha cortado este atajo y lo utiliza para llegar antes.Un segundo. Se impone un correctivo.

Se van los dos al carril bici y cuando no pasan los de T.P.M desparraman bolitas de acero y tuercas con chicle.

– Ahora si. Esto es muy útil. Estrategia caracol de efecto tardío. La bolita o la tuerca se pegan en las ruedas plásticas del adversario y cuando se acumulan rompen los guardabarros y los frenos. Si es que no se caen antes. Así van a aprender estos miserables.

– A ustedes no les afecta?

– Tenemos Tres bicicletas auroritas con caucho blindado. Dos escarabajos vols 1965 con sus correspondientes saledizos para el traslado de medio pelotón,  una siambretta, tres carros manzaneros con ruedas de hierro y autonomía duralex, tres citroen Dos CV. cuatro ruedas con pedales y dos perros pekineses amaestrados para entregas cortas y empalagosas. Contraponemos artesanía y materiales nobles a los artefactos de transporte de plástico del enemigo. Si con esto y la división Ramon Panzer de arreglos con alambre y soldadura  no le ganamos a esos mugrientos yo no soy comandante en jefe de suministros.

– Por ahí ganan mas montando una exposición en un museo.

-Quienes son los mugrientos. Esa empresa T.P.M?

– TODO  PARA MILONGUEROS. Repartiendo porquerias al mundo.

– Pero entonces se quedaron con el negocio de Divino?

– No se.

– Tanto producto Lusiardo piden?

– Que va! Pero la ruta del percal  tiene que continuar abierta. Lusiardo delivey gana más con el pequeño negocio familiar de cercanía que con los productos tangueros.

-Ya me parecía a mi que no había tanto pastel milonguero para repartir.  El tango no es un concepto cultural masivo. Sino todos seriamos reyes y no tendríamos que sudar para ganarnos la vida. El delivery si es un hecho cultural generalizado.

– Que sociedad de caprichosos insaciables nos hemos vuelto – digo contrito- Todos queremos el Ya bien envuelto y puerta a puerta. Y cuando llega por fin el producto con su esmerado embalaje, es cosa de pavor ver los ojos iluminados del cliente que apresurado firma el recibo y se interna en sus cavernosos dominios a disfrutar del producto. Por un rato.

-Que dice? pregunta Romulo que es sordo del oído derecho y corto de vista del ojo izquierdo.

– Catulo Bernal esta describiendo el perfil medio del consumidor actual de productos sexuales,  pornográficos y muñecas inflables.

-Ah.

– Atenti papa Fresedo. Bebe Pugliese no hizo la entrega!

-repita.

– Bebe Pugliese no hizo la entrega. vuelve a la base con una camiseta de Darienzo que le pusieron.

– Ah… no. Esto es un hecho abierto de guerra y villanía. Se acabaron las escaramuzas!

-Mirá Vieytes, ahí pasa el enemigo con los dos cabeceadores rolander que nos robaron!

– Dame Luconi, dame la Nina. Se van a enterar.

La «Nina» es una honda de algarrobo reforzada con tientos. Vieytes pone una tuerca en el extremo, estira la goma de cámara  y luego de apuntar grita «Tomano a Mano»

La tuerca recorre treinta metros en dos segundos e impacta en la rueda del patinete eléctrico. El conductor se desestabiliza por las correas y se cae llevando en su envión a tres bicicletas y una rueda.

– jaja. Que golpazo te llevaste malandrín!

– Toma Miranda! payasos. Con Los servicios milongueros no se juega! Se impone la acción. Plan Millán venganza.

– A todas las unidades. A todas las unidades. Alerta Arolas roja. Que salga de la reserva el pelotón  camisetas de tangomaraton usadas! Hay que recuperar suministros. Hasta luego muchachos!

Y se van los dos en el sidecar en busca de nuevas escaramuzas guerrilleras.

Momentáneamente el transito en el carril bici se apacigua. Los transitantes deben tener G.P.S. o aplicaciones que les mandan por otros caminos alternativos.

– Es como un MAD-MAX de barrio – sentencia Piton Pipeta.

-Como la guerra entre ovejeros y ganaderos – acota Papaguachi.

–  «Ciclista que vas a Esparta, cuanta a los lacedemonios , que aqui se dieron  porrazos por cumplir sus leyes delivery» – dice  Pelandrun terminando su «Bruscheta de la nona Blanca» pizzeta de pan viejo con tomate y muzzarela.

Miro mi vermut. Me vuelve otra vez el recuerdo de Helena.

– Tengo que saber si «la tienda de Todo para el milonguero» sigue abierta.

– No hay apuro para la decepción Catulo. Si me espera yo mismo lo llevo en el tangomovil. Las calles aun son libre. Pero en el futuro… La guerra será por el control del tiempo y lo inmediato –  Pelandrun aparta una libélula de un manotazo y pide mas vino.

El carril bici vuelve a llenarse de paseantes, transportistas de bienes de consumo y turistas de verano.

Pienso en como han cambiando las cosas desde el tiempo de mi niñez, cuando el lechero se llevaba las botellas vacías para rellenarlas. Cuando el kerosenero cargaba el tanque de la familia al principio del invierno. Cuando ibas al negocio a elegir. Y la espera de una carta tenia sentido.

Cuantos bosques nos hacen falta para envolver en cajas objetos que calman nuestra ansiedad delivery?  Cuanto embalaje inútil  no se recicla?

La evolución. Objetos mínimos y pensamientos mínimos precintados y embalados en cajas plegadas con muchas capas de plástico para que, en caso de choque, la realidad externa no los abolle. 

Soy escritor, poeta y milonguero. Busco mis temas en las noches de milonga, en los libros que amo, en las peliculas que me marcaron y en este misterioso baile que es la vida. Si deseas conocer el mundo del tango Argentino y a la vez divertirte suscribete a mi blog y recomiendalo. Si puedo ayudarte con algun tema de redaccion enviame tu propuesta a mi correo electronico. gargantua04@yahoo.es. Estare gustoso de ayudarte.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Aceptamos su generosa donacion. Nuestros redactores de lo agradeceran!

Button Text.