LA CONVENCION DE NAVIDEÑOS DESGANADOS – por Catulo Bernal

LA CONVENCION DE NAVIDEÑOS DESGANADOS – por Catulo Bernal

– La navidad cada dia me resulta más insoportable dice  Piton Pipeta hamacándose en su silla de diseño mientras degusta un cóctel de Mamerces hijo en el bar  Roñoso New Roñoso, “establecimiento cultural de bajo presupuesto, pintoresquismo rustico y viandas suculentas regadas con aceites saborizados”, según se lee en la “Nueva guía de sitios marginales con posibilidades de aventura” una publicación que informa a los artistas locales, milongueros pudientes  y otros cazadores de antros ávidos de emociones, que dan nueva existencia al bar ahora que los del C.I.M(Consorcio Internacional Milonguero) lo han desahuciado por mugre irrecuperable después de repetidos escándalos como aquel en que  Vieytes y Luconi se trenzaron a golpes contra dos Troilo y Castillo falsos que venían en el tren turístico de la milongueridad al confundirlos con Personajes Disney .

Por los ventanales panorámicos vemos pasar chicos y chicas vestidos como Papa Noel, casi todos con cascos de moto en la mano y la consabida bolsa blanca llena hasta el tope. Pero no con regalos sino con alcohol barato.

– Martita se pone sentimental de tanto leer los mensajes que les mandan a su programa Romulo. Sueña con “el bazar de los juguetes” que usted pone a cada rato.  Hasta llega a creer en el espiritu navideño y todo – Dice Pitón mientras pincha una papafrita saborizada especialmente por Cristino, el chef.

Porque ademas de Piton, El Indio Martin y  el filosofo Pelandrun tenemos con nosotros a Romulo Papaguachi, el hombre de la radio que ha abandonado la ermita y degusta con ansiedad las incomibles viandas refritadas.

– Sera el espíritu navideño.

– Un espíritu, dice – Diogenes Pelandrun captura una guinda con palillos y se la lleva a la boca. –  Un espíritu es una manifestación fantasmal creada por el inconsciente colectivo para justificar gastos, excesos, malversaciones, errores y otras incapacidades propias. Cuando nadie se hace cargo es mas fácil achacarselo al espíritu. Cuando hay que vender es conveniente apelar al espíritu navideño y el de la tarjeta. Un espíritu puede ser visto en condiciones mentales alteradas como las que se dan por estas fechas. Pero hasta el momento, a pesar de los adelantos tecnológicos y la ansiedad de los cazafantasmas no hay pruebas concluyentes de actividad paranormal en horario comercial. Y menos actividad paranormal navideña.

– Eso porque no tiene familia numerosa. En reuniones con familia numerosa hay siempre sucesos inexplicables. Regalos que vuelan solos y otros milagros que en el resto del año no suceden.

– Si. Todos quieren creer por calendario. Y harán lo que sea por creer.

– o sea que usted no cree en la navidad.

–  Soy filosofo. No? La navidad es muy linda para comprar, comer y hacer como que todos somos buenos por unos días. Pero no muchachos.  A donde van corriendo  si el año que viene todos vamos a estar mas o menos en el mismo sitio? “En los mismos ríos entramos y no entramos pues somos y no somos los mismos” como diría el compadre Heraclito.

– Martin, su tribu cree?

– hace tiempo que dejamos de ser tribu. Ahora somos corporación. Influencia de la nación Seminola. Creemos en los poderes de las cosas simples y en la existencia de las creaciones complejas.

– Me refería a la navidad.

– Es mas inverosímil  que las historias de zorro, lobo, oso y vizcacha.

Romulo Papaguachi se limpia una mancha de mayonesa que cae  por sus tirantes de color rojo y acota.

– Navidades eran las de antes. Ahora cualquier tirifilo se calza el uniforme del gordo Noel y sale a asustar niños. Fíjense sino todos estos pibes que se ven afuera. Mal vestidos, mal entrazados, con ese disfraz que parece comprado en rebajas y sin las tradicionales botas. Adonde van con esta tormenta?

– No quisiera contradecirlo Romulo, pero afuera hay sol. Son los cristales que los Dioscuros no limpian nunca.

– Eh, que es polarizado natural – saltan  “Los Dioscuros”Castor y Polux Gigena, eficientes camareros a apaga broncas del “Roñoso” las manos ejecutoras de Mamerces padre, cuya única función en el negocio es quejarse y hacer cuentas bajo el mural con motivos milongueros que alguna vez pinto su hijo barman.

– Ah. Pero parece que truena y todo – dice Papaguachi.

– Son los papa noeles que se están subiendo a las motos. Una nueva moda, Ahora seguro darán vueltas a la manzana haciendo ruido. Si por lo menos fuera una protesta laboral!.

– Estos son unos pobres diablos disfrazados y desganados. No sienten los colores como los “Navideños del infierno”  Si nos habremos agarrado a bollos con esos rojos  cuando eramos jóvenes al grito de: A REPARTIR BUDINES!

– El sueño del Pibe!

– Ustedes. quienes? fanáticos de los reyes magos?

-No. No. que reyes ni que reyes! Los Budas del budín.  Era la época de las bandas callejeras. Nosotros eramos los Budas del budín. Saliamos a cascarnos todos los fines de semana.

– Los budas del budín? – Miro la barriga de Romulo abultando los tirantes, el bigote blanco, la melena despeinada. Le pega mas la imagen de un Papa Noel en horas bajas.

– Si. Repartíamos con honor y alegría. Nos fajabamos sanamente y con códigos. Y después nos íbamos a milonguear. Los  ROJOS NAVIDEÑOS eran De Tanturi, a diferencia de los CAÑOS ZURDOS, que seguían todos a Pugliese. Por eso no nos juntábamos nunca en los bailongos. Tuvimos nuestros momento de gloria con los budas. Pero paso un caso.

– Que pasó Romulo? Cuente, cuente.

– Elegimos mal la orquesta.

– Darienzo? Troilo?

– No. Guerducherlo.

– Quien?

– Tengan en cuenta que en aquella época salían músicos y orquestas bailables a patadas. Y nosotros nos hicimos fans de Guerducherlo.

– Pero que tangos tocaban?

– Tangos saltaditos. Recias composiciones de la dupla de violinistas Falbrian-Escote. Estrenaron en el Armenonville grandes éxitos como “Luna de Cabaret” “”El garraman” y nuestro himno el gran hit “Budas con budines bailan mal con pibas rubias”

– Raro para un tango, no?

-Y… eramos rebeldes. Después la orquesta  se fundió y no toco más. No se si habrá grabaciones. Busque y busque pero no encontré nada. Una pena. Tenían potencial. Si hubieran  trascendido ya iban a bailar esas cosas flojas de “La noche que te fuiste” con esos compases optimistas del final que afean  haciendo optimista el dolor del tipo y “Hoy recibí una cartita tuya” en las milongas. Tangos saltaditos. Eso hace falta.

– Al tango le falta rocanrol.

– Y el cantante era buenísimo. Atilio Cangrela  “Manguito”  Pero se dio a la bebida y a las drogas. Termino mal.

– Como “Tanguito” el creador de la Balsa?

– No se quien es ese. “Manguito” Cangrela era un personaje. Le decían así porque siempre estaba pidiendo plata para comer. Che, no tenes un manguito para un sanguche? decia. Y después se lo gastaba en drogas y en milonga. Che,, no me prestas los zapatitos para bailar tres tangos? me salio un laburito.  Y después cuando se los pedías te decia; Uy, me los olvide en Córdoba. Pobre pibe.

Anda a saber si no los vendía para comprar merca.

–  Ahí tiene material para sus escritos, Catulo – dice Piton.

– Si, si. Lo estoy anotando para que no se pierda el testimonio. Pero, que paso con su banda de rebeldes, Romulo?

-No era mía. Todos eramos iguales, como los integrantes de la “Hermandad de la costa”

– Hermandad de la Costa, otra banda?

– No, no. Habla de los piratas. Pero de los de verdad.

– Si, Gracias Catulo. Después de la disolución de la orquesta fuimos dando vueltas de acá para allá, Abandonamos la tradicional blusa budista y nos trajeamos sin juntarnos con otras bandas. Íbamos sin dueños como Ronins, normales a milonguear.  Y de pronto pasó el tiempo de las peleas callejeras. Esas gloriosas grescas en las que llegaron a juntarse hasta doscientos  tipos de diferentes bandas defendiendo los colores de su orquesta decayeron. Despues, sencillamente desaparecimos. Nos pasaron por encima  las obligaciones, el matrimonio y otros males menores de la existencia.

– No llore Romulo.

– Tome un poco de vino.

– Gracias muchachos.  Me trague un cigarro con la milanesa.

– Y no queda ninguno?

– LOS BEBES EVANGELISTAS DE RODRIGUEZ, LAS CUCHILLERAS DE CANARO, LAS VIUDAS DE MORAN, LOS SAQUELIS DE DI SARLI,  Todos se han perdido.  A veces me junto con Otilio Guillermin, el único Buda que permanece y nos emborrachamos tarareando “Budas con Budines bailan mal con pibas rubias, fruta abrillantada por besos de cabernet” Esos eran tangos, carajo!

Afuera los pibes dan vueltas y mas vueltas con sus motos y sis disfraces baratos de Papa Noel. Vueltas sin sentido. Haciendo ruido para nada y sin llegar a ningún lado. Romulo se toma de un trago el vaso mellado lleno de cabernet.

– Yo les voy a enseñar a estos payasos lo que es una buena pelea. Budas con Budines! –  grita  y sale afuera.

Tropieza en el escalón y se cae.

Salimos a auxiliarlo. Se duele del golpe tocándose el costado. Mientras Diogenes Pelandrun va a buscar su tangomovil y El Indio revisa las alforjas de Corsini para ver si hay alguna untura Romulo grita de dolor y rabia .

La convención de navideños desganados nos ignora. Siguen dando vueltas. Haciendo ruido sin finalidad hasta que se les agote el combustible o el alcohol.

Contradiciendo a Heraclito y bañándose siempre en el mismo río.

Mi profesion de fe es la escritura y la erudicion que dan las horas bien vividas. Leo mucho, escribo mucho, bailo mucho. hace mucho tiempo estudie ciencias de la comunicacion, leí hasta siete libros en una semana, vi muchas peliculas y leí mucho comic. Allende el mar aprendi a bailar y a estar en las milongas. Hoy, corregido y aumentado, vuelco lo que se en este humilde blog. Y lo que no se, lo recreo para que se diviertan aquellos a los que el dia dejó de lado.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

wordpress theme by jazzsurf.com

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com