TANGO SESAMO(Cuando el tango buscó muñecos) – por el turco Desvarietti

TANGO SESAMO(Cuando el tango buscó muñecos) – por el turco Desvarietti

Estamos en los 80.  Los zombis de Michael Jackson y la música dark están ganándole la partida al negro melancólico puro del tango, a la genuina voz de la desesperanza encarnada en recios bailarines que con increíble velocidad se muestran en las pantallas televisivas en los pocos espacios donde el tango disputa codo a codo terreno por el cariño y la pasión popular.  El abrazo tanguero se quiebra con el breakdance o se desplaza hacia la cintura donde ambas manos se mantienen en un apego sin virtud. Concientes de esos vacíos un interesado grupo de nostálgicos decide una vez mas presentar batalla en la colina mas disputada: La television. El programa “Grandes Valores del tango y la milonga” del conductor brasileño afincado en Villa Ortuzar  Silvinho Soldán ya presenta los primeros síntomas de  senilidad y  decadencia. La inteligentzia milonguera sabe que la niñez es campo fertil para abonar el tango y hacia allí apuntan. Es entonces cuando a los directivos televisivos se les ocurre hacer un programa infantil con marionetas y muñecos tangueros:TANGO SESAMO.

Se trata de captar a los pequeños despistados nacidos de aquellos romances de bolichero y hot wave y concientizar a sus despistados padres, para que a fuerza de ver los programas con los pequeños se vuelquen  también al tango. “Dos generaciones ganadas por unos muñecos de felpa, una idea brillante” dice el productor Toño Casata, milonguero empedernido y utopista “También apuntamos a los hijos de bailarines y tangueros, esos chiquitos que no entienden la devoción de sus padres y se aburren. Para ellos será también este programa”.  Toño Casata pone el dinero para sustentar su visión y se desentiende  junto con los directivos. Entre la idea y la ejecución hay un abismo de malentendidos, visiones diferentes del publico al que se apunta,  presupuestos desviados, amiguismos, devolución de favores.  El director del canal deja todo el proyecto en manos de su sobrino Tito Claude, un arribista y buscavidas  integrante junto a Adriana Ganguela y Rolo Sirueli,  de la productora Chantapufi dedicada al pirateo y copia de películas originales en videoclubs de pequeñas poblaciones. En vez de contratar titiriteros experimentados los chantapufis se gastan la mitad del presupuesto en vacaciones creativas y con lo que les sobra emplean a un grupo de ex-convictos  que hacen manualidades con material desechado para ganarse la vida. Gomaespuma hospitalaria, sacos viejos, esponjas de baño desechadas, medias de payaso robadas de los circos. Todo sirve para hacer muñecos. Si los personajes de Plaza Sésamo son manchas de color y de vida los de Tango Sésamo pasan de coloridos esbozos a interpretaciones  oscuras, tétricas, desteñidas por el uso.    Las expresiones faciales tienen el rictus de aquel que ha tenido que comer mucho arroz quemado en su vida. Las puntadas hechas a mano parecen mas bien sutura quirurgica de bandidaje y necesidad. Decorados descartados de “La Botica del Ñato” y los mismos “Grandes valores” son repintados y transformados por el artista  Bode G.On amante de Adriana, escenógrafo improvisado y probador de sustancias experimentales para laboratorios. Bajo sus ordenes  los ex-convictos roban mesas, focos de otros platós, improvisan una barra con cartones y una nevera vieja, se hacen con una maquina de humo desechada por toxica. Trazan con aerosoles, cartones y trapos una milonga cuya pista tiene una curiosa inclinación y que se pierde al fondo por una puerta que simula un baño y la casa de “Pasito” un gigantesco noqui de papa con reminiscencias gardelianas en su época bonachona interpretado por el actor alcohólico Cucho Casca que también da clases de títeres a Los Chantapufi.  Se contrata a algunos milongueros buscavidas, que por pocos pesos y la comida acceden a bailar con máscaras blancas. La novia de Sirueli que estudia corte y confeccion los viste improvisando un vestuario llamativamente modesto de ingenio. Botellas de vino reales son forradas con gomaespuma verde, con trozos de  colchones  se hacen empanadas gigantes. Por medio de un canje de publicidad se consigue que la orquesta Rascabuches del desaparecido “Venga a Milonguear” interprete  los tangos infantiles con sus instrumentos desafinados. Aparecerán enmascarados al costado de la pista para darle un toque de humor.  En tanto El canal ha venido promocionando el nuevo espacio con bombos y platillos, utilizando los muñecos más logrados: Jeto y Elquique cosidos con cariño por la madre de Tito Claude. Confían ciegamente en el proyecto y no han visto las otras creaciones. La actividad es incesante, frenética, llena de incidentes, peleas y malentendidos.  Los muñecos contrahechos son aprobados, por miedo a los convictos. En el estudio 4 (el de los experimentos) Se graba todo el material en  dos días entre las cuatro y las seis de la mañana cuando los milongueros que salen de la milonga y los ex-convictos que exigen un papel, pueden grabar. Faltando un día y medio para la fecha prevista de emisión de TANGO SÉSAMO,  La productora chantapufi y Bode G.On se meten a la isla de edición, sin descansar, ni dormir, ingiriendo algunas sustancias no testeadas para llegar a tiempo. Se edita sin chequear. No hay forma de revisar el material. A las 17.29 de la tarde del viernes 19 de Noviembre de 1986 la milonga de Tango Sésamo se muestra al publico como un caleidoscopio lisergico con su pista fantasmal. Los personajes aparecen como espantos agitados en una pesadilla y vuelven a la semipenumbra iluminada con luces negras.  Jeto y elquique (dos milongueros con el traje lleno de caspa) elchivaldo (un muñeco pintado con polvo de ladrillo y manchas de sudor en las axilas) Conde Cromo( un vampiro con barba y grandes dientes en los que se han clavado aceitunas) El Pajaron Graciani(un buitre antropomorfo de color violeta con los dedos terminados en garras) El mostro comedor de pizzetas( una especie de gremlim con los ojos torcidos y la mandibula dislocada) el diablo de pan rallado de la milanesa, Las nenas yuyu (tres milongueras que nunca responden al cabeceo con el vestido mal cortado y los ojos muy separados) Pocha rebotadora (una bruja con la boca torcida y cuello ortopédico)El Rana Nené (que parece una mancha de verdín con ojeras) y El ancho Pancho(una mezcladora de cemento con tiradores que va por las mesas criticando a todos) se mueven en el decorado interactuando con ex-convictos disfrazados que interpretan al Profesor Caqueta(uno que da lecciones en medio de la pista a los gritos) y sus secuaces, dos malevos con peluca verde llamados “Queso y dulce”. Los que bailan parecen almas en pena y sus mascaras blancas aparecen y desaparecen entre los vahos mortíferos de la maquina de humo. El vestuario se descose y deshilacha  y las parejas parecen espectros acechantes  que deambulan por la pista para robar el alma de los niños. El talento de los CHANTAPUFI para hacer voces e interpretar  es tan nulo como sus movimientos. Desde el fondo la rica sonoridad ebria  de  Cucho Casca haciendo de “Pasito” interacciona con gemidos monocordes y parlamentos que parecen provenir de ultratumba. Un mismo muñeco cambia de entonación y movimientos como si fuera bipolar o le sobreviniera un delirium tremens. Los brazos de goma efectúan contorsiones amenazantes en los que se ve la influencia de las sustancias. Los tangos, canciones simplistas  cuyo cometido  pedagógico debía subrayar los inconvenientes de adelantar en la pista por la derecha, no quedarse clavado en una secuencia, no enseñar en la ronda, no contar los pasos de una secuencia  o bailar cumbia suenan como el llanto de los condenados.  El momento culmine de esta emisión de terror se produce cuando la orquesta rascabuche  con bolsas de agua caliente a las que se le ha hecho agujeros para los ojos en la cabeza  interpreta en una versión acelerada  “ganchito y sanguchito” una canción repetitiva y tribal, un mantra ritual que se infiltra en las zonas mas oscura del inconsciente   (YO SOY GANCHITO, HAGO SANGUCHITO, YO SOY SANGUCHITO HAGO GANCHITO repetido y cada vez más rápido) acompañando a  dos muñecos espantosos de franela amarilla llamados Costra y Gangrena. La centralita explota.  Las llamadas enloquecidas de los padres colapsan los teléfonos del canal. Los niños están escondidos llorando debajo de la cama, las mascotas ladran o maullan, los pocos milongueros que están viendo el programa tienen crisis de ansiedad y babean poniéndose y sacándose vestidos, Las suegras hacen  movimientos de cumbia con la mirada perdida, las madres experimentan glosolalia y vomito.  La trasmisión se corta abruptamente y se reemplaza por un concierto de Demis Roussos y Yuyu Da Silva. Los Chantapufi abandonan el canal por una puerta trasera antes de la llegada de una turba  enfurecida. Nunca más se sabrá de ellos. Con los años se hablara de copias del programa maldito que circulan por algunos videoclubs de barrio y llevan a la locura. Incluso se llega a decir que David Lynch ha visto el programa y se ha inspirado en el para sus películas y su críptica “Rabbits”.  Y aunque el tango se recupera completamente de la herida cada tanto aparece alguno en medio de la pista que parece el Profesor Caqueta adoctrinando junto a sus matones Queso y dulce. O se puede ver a un bailarín que parece un muñeco de felpa mal cosido susurrando  el horrible tango acelerado YO SOY GANCHITO Y HAGO SANGUCHITO, mientras algunos se ponen a girar y girar y girar.

Como si gritaran bailando.

Imagen de perfil de juan ignacio Arias
Mi profesion de fe es la escritura y la erudicion que dan las horas bien vividas. Leo mucho, escribo mucho, bailo mucho. hace mucho tiempo estudie ciencias de la comunicacion, leí hasta siete libros en una semana, vi muchas peliculas y leí mucho comic. Allende el mar aprendi a bailar y a estar en las milongas. Hoy, corregido y aumentado, vuelco lo que se en este humilde blog. Y lo que no se, lo recreo para que se diviertan aquellos a los que el dia dejó de lado.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

wordpress theme by jazzsurf.com

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com