TANGUICHING, oráculo del tango – Por Enriquito Sacamerdi

TANGUICHING, oráculo del tango – Por Enriquito Sacamerdi

Cuando llega el verano la peluquería del profesor Maradona, con quien compartimos piso se llena de señoras que resguardan la compra con el frescor del aire acondicionado. Los redactores, amigos y favorecedores del Blog, publicación virtual con costumbres de periódico, afilan sus arpones y salen con camisas bateleras a la noble ocupación de cazar  bares, bebidas y terrazas. Pero en la sede física siempre hay un redactor de guardia, por si sucediera un caso truculento en milongas, festivales, exhibiciones o romances de barrio internacionales.

Desde que me echaron de casa y relación duermo en la factoría Lusiardo acomodado en el sillón, entre rezagos de los Catálogos de novedades. Asi que cuando fui despertado de mi segunda siesta por el wasap de nuestro jefe tácito Puan Iriarte supe que habia trabajo.

“Su mision, Sacamerdi, decida aceptarla o no. Es entrevistar a un tal Reginald Obreronne, milonguero especialista en I-Ching de movimientos milongueros. Este mensaje se borrara  en cinco minutos, si me acuerdo”

Influencias de Misión Imposible.

Junte mi bloc de apuntes, mi grabadora y me fui a ver al Tal Reginald, luego de contactarlo.

Cuando llego al lugar del encuentro veo que esta sentado en la terraza de un bar  al fondo del mercado del barrio. Cuatro niños pequeños chapotean entre cajas de telgopor con restos de hielo y agua  mientras sus madres toman claras.  Felicidad infantil con olor a pescado. Obreronne tiene un abrigo de terciopelo color lila, un sombrero echado hacia atras y un par de gafas que representan dos hexagramas del Ching, sin atreverse a tocar un plato de calamares fritos y algo que parece una sopa de ensaladilla rusa con solo tres patatas que flotan en un mar de mayonesa mientras hace con una barra fina de carbón un boceto de la escena en una hoja blanca de canson duro, que podría parar el embate de grasa de las empanadas tucumanas, pero no de “esos” calamares, como atestigua un canson  hecho bollo y tirado en el suelo. La cerveza no tiene gas.

– quiere que vayamos a otro bar donde haya algo mas decente? – le pregunto.

– No.No. Tiene que ser aquí. Lo que sirven es una inmundicia pero aquí las respuestas serán claras y convenientes. Tiré las monedas y el dictamen fue claro:

“Confusión desbordada,

el hijo del cielo se arremanga en la ola

claros caracoles anuncian paz.”

Miro el dibujo.  Ha reinterpretado el paisaje con los niños dibujando una rueda con hexagramas que los representan. Uno hasta le salio mas favorecido.

Tengo una remota idea de lo que es el I-Ching decido preguntarle al entendido para halagar su ego.

– que es el I-Ching?

-Un legendario sistema de adivinacion chino basado en textos taoistas y confucianos  cuya traduccion aproximada es “Libro de la mutaciones”

– Si. Eso es lo que dice la wikipedia en los primeros parrafos. Pero con eso no adelantamos mucho. Digame algo más.

–  Que confucianismo no deriva de la mala conjugación del verbo confundir sino de aquel gran sabio que fue Confucio. Ahora bien, el Libro de las mutaciones es ademas de un sistema oracular y adivinatorio una forma filosófica de abordar la realidad y sus consecuencias basada en el dualismo, el ying.(la linea quebrada) Y el yang.(La linea continua)  Como decía Silvio Soldan “Un corte, una quebrada y enseguida volvemos

– Y usted se considera un sabio del I-ching?

– No. No. Eso cuesta mucho tiempo.  Durante algunos años me puse a estudiar con entusiasmo y luego de una epifanía que me dio por ver una  exhibición de orillero hice lo que hacen quienes se sienten llamados a subvertir los trigramas aportando su propia innovación. Me aboque a reformular el oráculo y asi cree lo que da sentido a mi vida; “El Tanguiching” con sus 64 hexagramas y los correspondientes dictámenes. Una adecuación y amalgama entre el tango y  mi idea del libro.

– No le resultaba más fácil seguir estudiando?

– Cuando uno  es nadie tiene que ser tozudo. Repetirse que es el mejor en lo que sea. Hasta que misteriosamente los demás lleguen a creer que usted es quien dice ser. Esto hace que se produzca un circuito en el que ambas partes se alimentan de la sugestión, preceptos que las religiones ponen en funcionamiento periódicamente con discreción y grandes resultados. Entre los eruditos del I-Ching seria una pelusa. Con el tanguiching soy un nubarrón.

-Un nubarron con un abrigo color lila, soportando el calor y la mala comida. Me extraña que no sude.

– Es el mismo principio de las cantimploras de paño que se mojan para refrigerarse. Este abrigo esta confeccionado con piel sintética de salamandra. Los tuaregs y las tribus del desierto están abandonando sus vestidos tradicionales azules y pasándose a estos abrigos. Innovación, cabeza abierta. Todo lo que vemos esta sujeto a esa fuerza inmutable y constante. El cambio.

– Inmutable y constante? es contradictorio.

– Pero infalible. El cambio, señor periodista es un principio permanente. Vea sino como ha cambiado la forma de bailar desde que usted empezo.

– Yo empece hace un año.

– Bueno. Desde que yo empece, hace 25 años. Si uno sigue bailando con los mismos metodos y las mismas orquestas con las que empezó ya podría pasarse treinta años bailando y seria lo mismo que si hubiera bailado solo un año. Entiende?  Continuo. Yang, quebrado. Ying. Hoy por hoy todo parece yang. Y nadie quiere ser ying, esperar, quedarse demorado en el vacío de la linea cortada. Es natural. Por eso el mundo en que vivimos es tan peligroso. Las tablas que apuntalan esa inmutable realidad que son el trabajo estable, la familia y el camino a la jubilación las hacen ahora de madera balsa. Todo hoy es ahora y demasiado rápido. Me sigue?

– No.

– Quedese entonces. Yo me voy a comer a otro bar mejor.  De tanto ver estas cosas repelentes me van a dar ganas de pegarle unos bocados y mañana voy a estar jodido, jodido del higado.

Nos vamos a otro bar. Casa Manolete, dice. “Especialidad en tapas y productos galegos” Los dueños tienen rasgos orientales. Por lo menos las tapas son decentes y la cerveza tiene el carbónico adecuado. El hombre del abrigo lila y las gafas oscuras sobre los ojos pintados provoca comentarios en la barriada.

– El misterio. El misterio es un poderoso amigo del hombre. Como le dije, uno comienza haciéndose el… hasta que de tanto esforzarse se adentra en el mar de las verdades donde solo hacen pie lo que son muelle firmes de palo atravesado.

– Como funciona el Tanguiching? Hace las adivinaciones en casa o en las milongas?

– Mi tanguiching es una practica social. Durante un tiempo venia con los cincuenta tallos de milenrama y los tiraba sobre las empanadas y la milanesa picada. Nadie se acercaba a mi mesa. Temían el exabrupto o la mancha de grasa. Después me pase a las monedas chinas agujereadas.  Comenzamos a bailar con un cuadrado y después lo redondeamos con nuestro movimiento. Y luego hice lo que usted vio cuando vino, dibujar en canson con carboncillos los hexagramas, interpretando el movimiento de la pista. Esto me permitió conocer gente interesante,  ampliar mis horizontes profesionales y vender muchos libros de mi obra “El camino del Tanguiching” que ya va por la decima edicion con “El Croto” Ahora interpreto directamente a pie de pista las evoluciones de las parejas. Las parejas son mis tallos de milenrama y mi método de adivinación, interpretación, dictamen.

–  Y como hace la adivinación, concretamente?

– Primero debo consultar las monedas para saber cuando efectúo la tirada. Luego debo cerrar los ojos y aspirar fuertemente durante cuatro diastoles sin hacer caso a la música. Cuando abro los ojos saco una foto con el movil. Y  ya tengo los hexagramas humanos cargados en la nube. Entonces en el intervalo leve entre tanda y cortina elevo mi figura y suelto el dictamen. No se trata solo de la adivinación, sino de una puesta en escena conveniente. Con mi compañera Lumilita bailamos el hexagrama. Tengo un mes de fechas cubiertas en milongas de todo el mundo. El futuro mi amigo. El futuro.

–  Claro. Claro. No deje de invitarme cuando baile por aquí.

– Mire. Vamos a  hacer algo mejor. Mi compañera Lumilita esta viniendo. Voy a hacer una tirada para usted, con las monedas.  Piense en un tema que le guste, con su correspondiente orquesta. O mejor. Cantemelo.

– El que mas me gusta es “Este es el rey” de  D’arienzo.

– Bueno. Toque las monedas y  tarareemelo mientras hago la tirada.

Hago lo que me dice. Hasta para tararear desafino un poco. En tanto el alucinado Obreronne saca un libro de I-CHING tradicional y luego su  libro “El camino del Tanguiching” con la clásica tapa amarilla de las publicaciones “Editorial  el Croto” La imagen de portada es Obreronne  con un abrigo lila en otro tono y  el sombrero,  sosteniendo en pose milonguera una moneda agujereada del mismo tamaño que su cara.

Tira seis veces sus monedas. Algunos viejos del barrio se acercan creyendo que hay timba.

– Ah. Mire que interesante amigo periodista. En el I-Ching tradicional este es el hexagrama 10 “el porte”. En Tanguiching es “Horacioclelia” compuesto por los trigramas  Clelia  con sus tres lineas continuas y el trigrama  “Horacio el Sacaganchos” dos lineas continuas y una quebrada. Veamos que dice el dictamen en su acepción poética y en la tanguera.

“Sale la claridad desde la nube

sobre el alado que antes era dragon

sus ascuas el viento desespera”

– que significa?

– que por ahí baila mal por culpa de una señora que esta semana no practicó. o que le van a robar los zapatos de calle mientras baila. De momento es muy oscuro porque no esta complementado por el dictamen tanguero. Déjeme ver que dice mi tanguiching.

-No se lo sabe de memoria?

– No. No. Me da pereza aprender lo que escribí. Por eso lo escribí.

– ya veo. Ya veo.

– Hum. ahora si. Ahora me cayo la moneda. escuche:

“Clausura el sanguchito

la poderosa potencia del codo ajeno.”

– No vaya a milonguear porque por ahí se liga un bubón en el tobillo. Ah. Que justo, mi compañera Lumilita.

La tal Lumilita es una rubia alta con un vestido en blanco y negro con los hexagramas.  Le doy la mano sin imaginar lo que pasara a continuación.

–   Veni vieja,  vamos a bailarle el hexagrama al señor periodista.

Pone el móvil en la mesa y busca algo. Suenan los primeros compases de “Este es el rey” Se funden en abrazo tanguero y salen a bailar algo. No es tango. No lo será nunca. Cuando parece que van a soltarse por fin a bailar interrumpen el movimiento en cortes abruptos. Creo que estos dos desdichados están representando las lineas quebradas y las continuas. Lo que se ve es algo robotizado, con alguna pauta de ballet.

Las gentes del bar salen a la calle a ver la “coreografía” Esto va mas allá de la vergüenza, del gusto, de todo.

Me escabullo sin pagar.

Tanguiching. Cambio. Cuantas barbaridades se cometen en nombre del tango.

Y encima ganan plata.

Mi profesion de fe es la escritura y la erudicion que dan las horas bien vividas. Leo mucho, escribo mucho, bailo mucho. hace mucho tiempo estudie ciencias de la comunicacion, leí hasta siete libros en una semana, vi muchas peliculas y leí mucho comic. Allende el mar aprendi a bailar y a estar en las milongas. Hoy, corregido y aumentado, vuelco lo que se en este humilde blog. Y lo que no se, lo recreo para que se diviertan aquellos a los que el dia dejó de lado.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

wordpress theme by jazzsurf.com

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com